Skip to Content

El arte

no es otra cosa que transmitir a la caravana de la vida lo que hemos conocido mientras vivíamos

La charla de Aguilar

La charla de Aguilar

En Aguilar nos encontramos con con un sólido y receptivo bloque de público sumamente interesado en la obra. Es cierto que esperábamos llenar la sala al menos al 50% y no conseguimos sentar más alllá de una docena, pero el tono y el calor ya nos indicaron que estábamos en el buen camino.
Seguimos sin perder el buen humor y nos enfrentamos a un público que sabía lo que quería aunque no tenía idea de lo que iba a encontrar. Una presentación literaria corre serio riesgo de ser un bodrio insoportable a menos que se trate de un tema muy candente, o específico. Y aún así...hay que mantener el tipo.
Confirmamos en Aguilar lo ya intuido en Reinosa: introducir pasajes musicales a cuento de los libros, e intercalar lectura y charla aviva el interés y disipa el posible bostezo de los que van de paso.

Brindo

por todo lo imposible e inalcanzable, por la belleza de lo prohibido. Porque lo legal sea justicia, lo inmoral pura delicia. Porque entre las masas surja un pueblo que haga fácil lo infinito.