Skip to Content

El arte

no es otra cosa que transmitir a la caravana de la vida lo que hemos conocido mientras vivíamos

Corrales

Corrales

Nos encanta la gente que se crece ante las dificultades. Nos fascinan todos aquellos a quienes los retos no les asustan sino que les estimulan a apretar a tope el boton de la imaginación. A quienes lo extraño, inusual o aparentemente descabellado no les echa para atrás. Nuestra más sincera felicitación a la Biblioteca Pública de Corrales de Buelna por el esfuerzo realizado en apoyo de esta iniciativa independiente.
La llegada fue intensa, al más puro estilo Raider. Bajar del coche, tomar algo, disponernos a ir a la Biblioteca, recibir la llamada de Carlos de Radio Corrales invitándonos a intervenir en su programa en cinco minutos, saltar a las ondas y tocar ahí mismo "Parece que fue ayer". Tema más indicado, imposible. La buena memoria de nuestra gente de Corrales no nos defraudó. A Carlos le faltó tiempo para llamarnos en cuanto vió el cartel. En cinco minutos me refrescó la memoria de aquellos San Juanes con los que entramos en el siglo XXI como trovadores de la noche, con nuestro rock callejero de alargaderas conectadas a los enchufes de las máquinas de tabaco por un lado, en el interior de los bares, y a los amplis por el otro en el exterior. Rock de guitarras Pacíficas que veían amanecer entre amigos y bocadillos de chorizo caliente. Rock de acordes arpegiados y de rasgueos salvajes. Rock de Reinosa, Blues del tren, Poemas de Olot. Los libros que se quedaron allí! En Corrales.
Y luego en la Biblioteca pudimos ver a aquellos que los compraron y los tienen. Más amigos. La persistencia de la memoria de nuestro trabajo de calle en el umbral del siglo.
Lo más significativo en cuanto a la presentación fué que la Biblioteca no interrumpió su actividad normal mientras tenía lugar el acto. Se habilitó un area de auditorio en el que acogimos a unos cuantos fijos, mientras otros entraban y salian. Poco a poco se fué llenando el espacio con gente diversa que entraba a tomar un libro en préstamo y se quedaba seducida por la charla o una canción. Nos fuimos con dulce sabor y la sensación de haber conectado.

Brindo

por todo lo imposible e inalcanzable, por la belleza de lo prohibido. Porque lo legal sea justicia, lo inmoral pura delicia. Porque entre las masas surja un pueblo que haga fácil lo infinito.